Como una carta de Casaldáliga cambió la Amazonía

El día de su ordenación como obispo, Pedro Casaldáliga publicó un largo documento que denunciaba la situación de esclavitud en la que vivían la mayoría de los campesinos del Amazonas. El documento también interpelaba a la Iglesia y muy pronto despertó la persecución contra Casaldáliga y su equipo.

31 de octubre de 2019

La vida de Pedro Casaldáliga

El dia de su consagración como obispo, en 1971, Pedro Casaldáliga publicó lo que sería su primera denuncia mundial sobre la situación de la Amazonía.

La carta pastoral “Una iglesia en la Amazonía en conflicto con el latifundio y la marginación social”, es un documento histórico que marca un antes y un después en la defensa de los pueblos indígenas, del medio ambiente, de la situación de la mujer y en la lucha contra la pobreza y la marginación de ésta región.

Era la primera vez que un obispo se posicionaba tan abiertamente en relación a la Amazonía.

Como decía Berta Camprubí en su artículo Pedro Casaldáliga, 90 años: un día en casa del “obispo de los pobres”, publicado en El Periódico de Cataluña:

En aquellos años, las tierras de Mato Grosso (…) eran tierras de pistoleros, de desamparo jurídico e institucional. La violencia era el método con el que se arreglaban los conflictos. En aquellos tiempos, Casaldáliga enterró a muchos campesinos, sin-tierra e indígenas.

Berta Camprubí

El Periódico de Catalunya

¿De qué hablaba concretamente el documento?

A lo largo de las 30 páginas de la Carta pastoral, el obispo Pedro analiza rigurosamente la situación de esclavitud y violencia en la cual vivían los pueblos y las comunidades de la Amazonía. Denuncia los problemas ambientales que, ya en aquel entonces, comenzaban a percibirse y, cómo no, pone el foco en el genocidio a los pueblos indígenas que los grandes terratenientes estaban llevando a cabo con el beneplácito del gobierno militar brasileño.

El documento detalla los casos de explotación más relevantes de la época; revela los nombres de sus responsables -algunos grandes terratenientes-; e informa de la situación de los sin-tierra, los indígenas y los trabajadores del campo.

Los primeros pioneros en la región son los llamados “posseiros”. Llegaron aquí hace 5, 10, 15, 20 y algunos hasta 40 años. Cultivando la tierra por los métodos más primitivos, plantando arroz, maíz, yuca. Agricultura de pura subsistencia. Criando ganado. Sin asistencia sanitaria e higiénica, sin protección legal, sin medios técnicos disponibles. Agrupados en pequeñas aldeas, llamadas Patrimonios (que fueron vendidas por el estado como tierras vírgenes: Santa Terezinha, Porto Alegre/Cedrolândia, Pontinópolis) o dispersos por el campo a una distancia de 12 a 20 km entre sí.

Pedro Casaldáliga, 1971

Como diría en su Carta, citando al profesor Helio de Souza Reis: “indiferentes a todo, (los campesinos), intentan ganarse el pan de cada día, pues para ellos, sólo existen dos derechos: el de nacer y el de morir”.

Cuando todavía casi nadie hablaba de la causa indígena, cuando la preocupación por el medio ambiente no estaba en el punto de mira de discusión alguna, y cuando la pobreza extrema de los peones, a menudo esclavizados, era un asunto lejos de cualquier foco mediático o eclesiástico, la Carta pastoral de 1971 se convierte en un documento que sacude Brasil  y que internacionaliza la cruel situación económica, social y ambiental de la Amazonía.

Cómo fue el impacto

El documento tuvo que ser impreso en la clandestinidad, fuera de la región del Araguaia, por la fiel colaboradora de Pedro, la hermana Irene Frandeschini, como nos explicaba en la Crónica desde São Félix del 2008, Maritxu Ayuso:

Aquella mujer que, en plena dictadura se llevó en una caja, envuelta en un pañuelo, la primera carta pastoral de Pedro Casaldáliga en un avión militar!. Cuando le preguntaron que llevaba, ella respondió “medicamentos, algo de ropa, cosas sin importancia,..si quiere puede abrirla..”!!!!

Martixu Ayuso

Associación Araguaia con el Obispo Casaldáliga

La carta del obispo Pedro se hizo eco en la mayoría de periódicos y publicaciones de todo Brasil y desencadenó una revolución en plena represión militar. En una época en que los intereses económicos afines al régimen se estaban repartiendo el Centro Oeste del país a costa de los pueblos indígenas, de los trabajadores y del medio ambiente, un obispo como Casaldáliga molestaba.

Después de varios meses de rumores y calumnias, amenazas de arresto, de muerte, “venidas” de la policía federal y del ejército, (…) después de varios intentos de convencernos o intimidarnos a través mensajes personales, la primera semana de septiembre, el Sr. Ariosto da Riva, padre y mentor de los terratenientes, acompañado por un sacerdote religioso, se presentó al Señor Nuncio en Río [de Janeiro], para intentar impedir mi consagración…[episcopal].

Pedro Casaldáliga, 1971

Uma Igreja da Amazônia em conflito com o latifúndio e a marginalização social

Y es que, como afirma el gran sociólogo José de Souza Martins (1995) ,“el documento és uno de los más importantes en la historia social brasileña” y eso no iba a ser toledado por los miliares ni los terratenientes.

En su carta pastoral de 1971, Casaldáliga propone una nueva forma de ver esto [la sobreexplotación y falta de derechos de los trabajadores rurales], hace una denuncia larga y dura, e inicia un trabajo pastoral consistente en la Prelatura que comienza primero por desnaturalizar tal violencia y luego por construir una red de solidaridad entre los trabajadores migrantes y la iglesia local.

Lucilene Aparecida Castravechi

XXVII Simpósio Nacional de Historía. Natal. 2013

«Después de la publicación de esa carta, que se hizo eco de la Iglesia, interna y externamente, otros documentos del mismo carácter comenzaron a aparecer en diferentes regiones brasileñas. De los obispos del noroeste llegó el texto “Oí los gritos de mi pueblo“, en 1973.

En el mismo año, los obispos y misioneros del Amazonas publicaron el documento urgente “Y-Juca-Pirama. El indio: el que debe morir“.

Desde el Medio Oeste del país, los obispos publicaron el texto “Marginación de un pueblo, el clamor de las iglesias”, en 1974.

En 1980, en un documento de carácter más institucional que los anteriores, fue publicado por la CNBB [la Conferencia Episcopal Brasileña]: “Iglesia y los problemas de la Tierra”. En él, se analizan y denuncian los resultados del desarrollo capitalista en el campo brasileño», nos cuenta Marco António Mitidero, en “A geografia dos documentos eclesiais: o envolvimento da Igreja Católica com a questão agrária brasileira”, de la Universidade Federal de Sergipe. 2010.

Lea la Carta Pastoral original, de 1971

Les dejamos el documento tal como fue escrito, en portugués, ofrecido por la web amiga de Koinonia: «Uma Igreja da Amazônia em conflito com o latifundio e a marginalização social.»

SUBSCRIBA EL BOLETÍN

Conozca a Pedro Casaldáliga
y sus Causas

MÁS RECIENTES

Entrevista a las hermanas de Pedro Casaldáliga

Entrevista a las hermanas de Pedro Casaldáliga

La familia de Pedro Casaldáliga vió como uno de los suyos se marchaba con 40 años y no volvía nunca más. En una época donde las comunicaciones eran mucho más precarias, ¿cómo vivieron la decisión de Casaldáliga?

leer más

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies